10/10/16

Cómo hacer un estuche de viaje


¡Hola de nuevo! Hacía días que no me dejaba ver por aquí, y como excusa barata elijo que no he tenido mucho tiempo de ponerme con el ordenador esta semana :-) Bueno tiempo quizá si... pero ganas no muchas la verdad. De todas formas, la semana anterior hubo 4 publicaciones así que ya teníais contenido suficiente para ir tirando unos cuantos días. 
Hoy vengo con un tutorial de costura (para novatos como yo), es algo muy sencillo pero que siempre es útil: un estuche / neceser /bolsita o como lo queráis llamar. Podemos hacerlo alargado si lo queremos como estuche de bolis y lápices, o más cuadrado para usarlo como neceser de bolso y poner maquillajes o algún producto de higiene femenina. ¡Vaya, que usos pueden ser la tira! Este especialmente lo hice para guardar los cargadores, iPod, auriculares y demás cuando voy de viaje. La idea vino a raíz de la tela, que veréis tiene un estampado de mapa que me alucina muchísimo.



MATERIALES
  • 2 rectángulos de tela de 22x32 cm. Podemos escoger la medida que necesitemos, pero como guía nos basaremos en un estuche de 20x15cm.
  • 1 cremallera de 18 cm
  • 1 rectángulo de boata 20x30cm aprox (siempre un poco más pequeño que los recorres de la tela.
  • 2 trozos pequeños de la tela escogida para hacer los extremos de la cremallera.
  • Hilo, aguja y tijeras

La máquina de coser es opcional. Si tenéis, recomiendo usarla, aunque a mano también podríamos coser nuestro estuche.

PASO A PASO

1. Lo primero que haremos será doblar en dos y planchar los trozos pequeños de tela que hemos reservado para los extremos de la cremallera. Con la máquina coseremos uno a cada lado para ocultar el principio y final de la cremallera y que quede más bonito. Ya tenemos la cremallera, la reservamos a un lado. 


2. Montaremos las 3 piezas de tela y boata para darle la forma al estuche. Utilizaremos una tela para el exterior y otra para el interior (pueden ser diferentes), la boata irá entre las dos telas y será lo que dará cuerpo al estuche y protegerá nuestras cosas. A recalcar que el lado "feo" de las telas es el que tocará la boata, así pues hay que colocar los lados "bonitos" hacia el exterior. Ahora doblamos en dos todo el conjunto dándole ya la forma al estuche. Si hemos escogido telas diferentes para el interior y exterior, hay que doblarlo de forma que quede tal cual queremos. Fijaremos las 3 capas de un lado con un alfiler y las otras 3 capas del otro lado con otro alfiler.


3. Al desdoblarlo y estirarlo de nuevo, la tela exterior debería de tener un pequeño pliegue de tela sobrante en el medio. Esta tela no sobra, es el margen que necesitamos para que al doblar de nuevo la tela en dos y coser los lados, no quede la tela exterior tirante. Ahora procedemos a dar unos puntos sueltos (que no se vean) en los bordes de la boata para que no se mueva.


4. Vamos a coser la cremallera. Para ello enfrentamos lado bueno de la tela con el lado bueno de la cremallera, haciendo coincidir los bordes. Si queremos que la cremallera quede entre la tela y el forro, pondremos este último encima con el lado también enfrentado.  En la foto no lo veréis así porque si os soy sincera, se me olvidó. Yo os lo recomiendo porque queda mucho más bonito. Fijamos con alfileres y cosemos con la pata especial para cremalleras de la máquina de coser. Repetimos el mismo proceso del otro lado. Al final le damos un golpe de plancha para que quede mejor.


5. Con el estuche del revés y la cremallera abierta (esto es súper importante!!!), vamos a coser con la máquina los laterales, dejando un margen de 1 cm a cada lado. Recortamos un poco el sobrante y rematamos ambos extremos con una costura en zig-zag. Esto último evitará que la tela se deshilache .


6. A este punto con darle la vuelta ya podríamos tener nuestro estuche/neceser listo. Pero si queremos ir un poquito más allá le podemos dar una forma algo diferente, por eso os voy a mostrar dos distintas, una con unas esquinas más cortas y redondas, y otra para ensanchar el fondo.


7. Opción A
Con el estuche del revés, cosemos en diagonal ambas esquinas  inferiores como en la foto. De esta forma, conseguiremos un acabado más redondo.


7. Opción B
Con el estuche del revés, cosemos en transversal ambas esquinas  inferiores como en la foto. La nueva costura (en rojo en la imagen) tiene que quedar perpendicular a la costura del lateral que ya teníamos (en blanco). Cuanto más larga, más fondo le daremos a la pieza.


¡Et voilà! Este es el resultado de este DIY con doble final. Como veis, yo me hice un juego de dos, uno grande (sin forro ni boata) con el fondo más ancho para guardar por ejemplo la ropa interior usada cuando voy de viaje, y uno pequeño para los cargadores, iPod y auriculares. ¡Lo bueno de este proyecto es que podéis adaptarlo a lo que necesitéis!

Tenéis el videotutorial disponible en YouTube, pero os pongo una visualización directa al final del post. Para no perderos ninguna novedad, os recomiendo suscribiros al canal Shibar-ita! Espero que lo disfrutéis ;-)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión cuenta, deja tu comentario (sin enlaces por favor)
¡Gracias por leer el blog!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...