30/12/15

Infusión de limón y jengibre


Justo antes de las Navidades cogí un catarro/resfriado de esos en los que los pañuelos son una extensión de tu mano y tu nariz es lo más parecido a un pimiento rojo. Siempre he sido débil a la hora de resistirme a tomar medicamentos y al mínimo síntoma ya tengo un ibuprofeno en la mano. Como propósito 2016 quiero intentar buscar alternativas naturales para poner remedios a este tipo de enfermedades "leves" y por eso quiero compartir con vosotros esta alternativa natural al antiinflamatorio de laboratorio. Lo puse en práctica y dio resultado.

Se trata de una infusión a base de jengibre en raíz, limón y miel. El jengibre es uno de los antiinflamatorios naturales más potentes, lo que nos ayudará tanto para una molestia de garganta, una congestión nasal, un dolor articular o de cabeza. Además ayuda a absorber todos los nutrientes esenciales de los alimentos.

El limón tiene un alto contenido en vitamina C y actúa como anti-viral, lo que ayuda a reforzar nuestras defensas y a combatir enfermedades como resfriado y gripes. Tiene un montón de propiedades curativas y preventivas, de hecho, el limón es uno de los mayores alimentos anticancerígenos que existe, por eso es muy favorable incluirlo en nuestra dieta diaria. Tiene un montón de beneficios, pero para no extenderme mucho más, os recomiendo hacer una búsqueda rápida en internet.

Para preparar esta infusión recomiendo hacer en cantidad y guardarlo en una botella de cristal en la nevera, lo ideal sería beber un vaso en ayunas todas las mañanas. 

INGREDIENTES (para 1L)
1L de agua
2 rodajas de raíz de jengibre de un dedo de grosor
el zumo de un limón
2 cucharadas de miel

Pelamos el jengibre (si es ecológico, sólo lo lavaremos y dejaremos la cáscara), y pinchamos varias veces con la punta de un cuchillo para que luego salga el jugo. Ponemos los trozos de jengibre en un cazo a hervir con el agua y el zumo de limón. Lo dejaremos hervir despacio durante unos 15-20 min. 
Yo tengo por costumbre apagar el fuego y dejarlo un rato más, hay veces que 5 min, otras veces 15. De esta forma coge más sabor. Para terminar le añado las 2 cucharadas de miel y removemos para disoverla. Si os gusta más ácida podéis poner sólo una, esto ya a gusto de cada uno.
Pasamos la infusión a la botella y así tendremos para ir tomándola durante varios días.

Esta infusión me la recomendó mi hermana que sabe un montón de remedios naturales y beneficios de la alimentación. A ver si un día se anima a abrir otro blog y nos cuenta muchos consejos como este ;-)

3 comentarios:

  1. no habia visto nunca el gemgibre

    ResponderEliminar
  2. Uy otro blog más por desgracia es difícil. Por las mañanas habría que hacer una rifa para saber cuál toca atender, porque tiempo para todos no habría. Está mejor en este tuyo que se te da muy bien y da gusto leerte. ☺️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! En ese caso seguiremos poniendo aquí tus deliciosas recetas!!

      Eliminar

Tu opinión cuenta, deja tu comentario (sin enlaces por favor)
¡Gracias por leer el blog!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...