22/5/15

Bizcocho de chocolate


De verdad que comparto esta receta con toda mi buena fe, no quiero fastidiarle a nadie la recta final de la operación bikini ni nada parecido. Como veis... yo este año no le he hecho mucho caso a las dietas, ya vendrán los lamentos el primer día de playa, mientras tanto yo ya he disfrutado de placeres dulces como este bizcocho de chocolate tan jugoso y muy muy sabroso. No es por exagerar, pero es impresionante lo bueno que salió, ¡para empezar y no parar de cortar! Si vosotros también queréis un así en casa, seguir leyendo que tendréis la receta, además es de las facilitas.




INGREDIENTES

200 grau de azúcar moreno
200 gr de harina bizcochona
60 gr de cacao en polvo 100% desgrasado
2 cucharaditas de bicarbonato
1 cucharadita de levadura
1 pizca de sal
2 huevos XL
250 ml de buttermilk (se puede hacer con 1 cucharada de zumo de limón y llenando de leche hasta los 250 ml
1 taza de café líquido
125 ml de aceite vegetal
2 cucharaditas de esencia de vainilla
chocolate blanco para decorar

PREPARACIÓN

Empezaremos haciendo el buttermilk para que pueda reposar unos 10 min y encenderemos el horno a precalentar a 175º.

En un bol mezclamos bien los ingredientes secos: azúcar, harina, cacao, bicarbonato, levadura y sal. Añadimos a esta mezcla los demás ingredientes que nos quedan: huevos, buttermilk, café, aceite y vainilla. Batimos a baja velocidad hasta que queden todos los ingredientes bien integrados y obtengamos una masa homogénea.

Pasamos la mezcla a un molde tipo bundcake. Los moldes de silicona en general van muy bien para que no se pegue y desmoldarlo fácilmente. Si no tenéis ninguno, os recomiendo haceros con uno, ¡ya veréis como le sacáis mucho partido! Metemos la masa en el horno durante unos 35-40 min a 175º. Antes de sacarlo, siempre comprobar con un palillo que esté hecho por dentro. si este sale seco o con apenas amiguitas ya tenéis el bizcocho listo y habrá que retirarlo.

Cuando esté un poco templado, lo desmoldamos y volcamos. Calentamos el chocolate blanco hasta que esté derretido por completo y decoramos el bizcocho con este. Cuando son cantidades tan pequeñas lo pongo en un trozo de papel film, dándole un poco forma de manga pastelera y le abro un agujero pequeño para el chocolate. También podéis decorarlo con azúcar glasé si os gusta más.

¡Ya me contaréis qué tal os sale!




8 comentarios:

  1. Madre mía, qué delicia! :) Chiquito emboste de chocolate pero que rico debe de estar Silvia! Cuándo vienes a Gran Canaria para que me traigas uno así de rico? Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras voy y no voy ves practicando la receta jajaja! :-)

      Eliminar
  2. Oooh, eres cruel, Silvia! jajaja. Tiene que estar delicioso... No soy muy repostera, bueno, no soy muy cocinitas en general, pero vas a acabar aficionándome con estas recetas tan sencillas y resultonas. Nada, que me la apunto y nos vamos olvidando de la operación bikini... Un besooo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ahora estoy con mis lamentos de haber dejado de lado la operación bikini, todo el año yendo al gimnasio para luego llegar casa y hacer biscochos como este! Así lo que pierdo por un lado, gano el doble por el otro , vaya que no compensa! Pero y lo rico que está qué? Los dulces son mi perdición!

      Eliminar
  3. Que rico Silvia ahora me comia un pedacito con lo que me gusta el chocolate. Sigo tu blog te invito a que visites el mio, es de recetas. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Uhmmm que bizcocho tan riquisimo,,,, me encanta. :) Te acabo de conocer en blogeras made in spain y me quedo por tu blog,, me ha encantado que sea tan diverso. Un saludo de Aisha mas que un arte. Que tengas un gran domingo. :* <3

    ResponderEliminar
  5. Guau! Que pinta! Y que bonito esta el adorno
    Me apunto la receta

    ResponderEliminar

Tu opinión cuenta, deja tu comentario (sin enlaces por favor)
¡Gracias por leer el blog!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...